Fiestas Municipales

Sierra de Gredos – Valle del Tiétar

Fiestas de Casavieja

Las fiestas mayores que han perdurado y que son las más importantes del pueblo son: los Carnavales y S. Bartolomé.

En un principio las grandes fiestas eran S. Bartolomé, como la principal, y la feria de Mayo, pero el tema del ganado ha cambiado tanto que, en la actualidad, las ferias casi resultan innecesarias, a no ser, las de las grandes ciudades.

– LOS CARNAVALES:

Las ferias han sido sustituidas por los Carnavales, siendo su día grande, el Martes Gordo.

A continuación se va a narrar como comienzan los Carnavales en la historia de la humanidad y como se les acoge como  fiesta religiosa.

El “Mardi Gras” o Martes Gordo había sido, en otros tiempos, una festividad pagana en honor de la fertilidad y de los ritos de primavera, llamado “Lupercalia” en aquellos tiempos, por las cuevas en que se llevaban a cabo los festejos relativos a la adoración del Dios Pan, deidad de la tierra de los amantes o Arcadia, se había convertido en una excusa para la conducta licenciosa durante el tiempo de los romanos. Los primeros padres cristianos trataron de suprimirlo, pero al fracasar rotundamente lo incorporaron a los ritos de la Resurrección. Por lo tanto, se declaró que el Martes de carnaval sería el último día de festines antes del Miércoles de Ceniza, que anunciaba los cuarenta días de ayuno precedentes a la Pascua. Los sacerdotes llamaron a esa festividad “carnelevare”, que se podría traducir, libremente, como adiós a la carne. Fueron los franceses quienes le dieron el nombre de Mardi Gras, por la costumbre de desfilar por las calles con un toro enorme, como símbolo del día. También fueron los franceses, en el reinado de Luis XV, quienes popularizaron la costumbre de realizar opulentos festejos antes de la última celebración, así como la tradición del baile de máscaras.

fiestas

Ya sabemos que nuestros Carnavales no pueden equipararse a los de Río, Tenerife o Venecia, pero se puede decir de ellos que, han mejorado de tal modo que son considerados como unos de los mejores de todo el Valle e incluso de la provincia.

Hay numerosos grupos y comparsas que trabajan durante todo el año, primero tienen que elegir el traje para el año siguiente, después escoger las telas y por último cortar y coser. Esta es una tarea de titanes, considerando el alto número de participantes en cada grupo y eso multiplicado por tres, que es el número de días que se disfrazan. Las carrozas son lo más vistoso y llamativo del carnaval y es justo recordar, que la carroza ganadora luego debe representar a Casavieja en el concurso provincial de Cebreros, y que gana el primer premio la mayoría de los años.

Es una fiesta, en la que los verdaderos protagonistas, aparte de los disfraces, son los quintos, pues son los encargados de su organización.

Los Carnavales empiezan bastante antes de esa semana, pues en Enero, el Ayuntamiento da unos pinos a los quintos para que el dinero de su venta les ayude a montar el baile de Carnaval. Así, ese día, suben los mozos con padres y amigos a cortar y vender los árboles.

Para hacer la fiesta necesitan un local acondicionado, con un gran salón para el baile y una cocina con un comedor para las comidas. Hasta hace poco se ha hecho en el “Hostal Santo Angel”,  la alternativa que se ha encontrado es la antigua Almazara.

Las tardes de la semana anterior las dedican a montar el “tablao” para los músicos y a hacer el arco con flores de mimosa para adornarlo.

La noche del jueves, es la noche de las pintadas. Los quintos anuncian su baile con pintura en el suelo y pancartas ajustadas a los cables de la luz.

El viernes, compran un novillo a alguno de los ganaderos del pueblo. Le pasean por todo el pueblo, antes se le daba vino y le emborrachaban, ahora esta costumbre está prohibida por la ley de protección del animal y por la enfermedad de las vacas local. Matan al novillo y así, tienen carne para comer y cenar mientras dura la fiesta.

El sábado en la noche comienza el baile, y se elige a la Miss y al Mister de los quintos.

El domingo salen en la cabalgata con la carroza que han improvisado.

El lunes recrean una boda, lo tienen todo; novios, cura, padrinos y acompañamiento. Esa noche invitan a los padres a cenar con ellos.

El martes es su gran día. Desde bien temprano se ven los caballos que traen del picadero atados a las puertas de los quintos que por la tarde van a montar. Las madres sacan sus mejores colchas, ropas y cintas y engalanan lujosamente el caballo del hijo. El mozo  debe montar a una joven señorita, ya sea la novia, la hermana o a alguna de las quintas, ambos tienen que ir vestidos con el traje típico explicado más adelante. Sólo comentar, el bello cuadro que se produce en la vista al contemplar la cabalgata de los rocines con los muchachos y muchachas a la grupa. Parece que el tiempo se ha detenido por un momento y que contemplamos a nuestros antepasados realizando lo mismo, así, de una manera u otra les resucitamos y sacamos del olvido.

El Miércoles de Ceniza se hace el entierro de la sardina. El triste lamento de los asistentes recorren las calles del pueblo. Después todos son invitados a comer sardinas asadas en las grandes fogatas que se encienden en la plaza o detrás de la Parada.

– S. BARTOLOMÉ:

Es el 24 de Agosto aunque las fiestas duren 10 días. Todas las Asociaciones culturales, la Asociación de Mujeres, el Grupo Folklórico, el Apa, la Peña Taurina, la Cruz Roja y los Quintos, trabajan conjuntamente con el Ayuntamiento para la organización del festejo.

El día 21 se comienza con la actuación de los grupos folklóricos. El 22 empienza el baile de la plaza, que se hará todos los días hasta su fin, el 28 de agosto. Ese día se eligen la Reina y a sus Damas de Honor, al Mister y a la Miss Turismo. El 23, es el día dedicado a los niños. Se trae un grupo con payasos y atracciones para que diviertan a los más pequeños. Por la tarde, el toque de vísperas y el pregón de las fiestas. El día 24, el día grande, se hace una misa en honor a nuestro patrón y se saca su imagen en procesión. Es tradición llevar albahaca y ponerla a los pies del santo para que la bendigan. Este día comienzan las novilladas picadas que duran cinco días. Hay que decir que Casavieja posee una importante fiesta taurina, teniendo las mejores novilladas del contorno y es considerada como una de las ferias más punteras, así los novilleros que quieran llegar a ser algo dentro del mundo del toro, es, casi obligación, que pasen por aquí.

Antes no había plaza portátil y los grupos de amigos montaban los “tablaos” con maderos y carros. Así se cerraba la plaza de S. Bartolomé para las corridas de toros. Los espectadores se subían al improvisado tendido y a los balcones de las casas circundantes para ver el espectáculo. Los mozos solían traer una vaquilla para torearla y divertirse, pero hace unos años que eso no se practica.

La orquesta que es contratada para tocar durante los toros, por las mañanas debe recorrer el pueblo tocando el toque de diana.

En estas fechas hay numerosos concursos; barrios engalanados, balcones adornados, pintura, fotografía, poesía, tiro de soga, carreras de sacos, yincanas y juegos de niños.

Todos estos factores hacen que nuestras fiestas sean de las más completas y mejores del Valle del Tietar, y que los Casavejanos y visitantes las vivan intensamente.