Gastronomía

Sierra de Gredos – Valle del Tiétar

Gastronomía de Casavieja

Hablar de la típica gastronomía de Casavieja hace que los jugos gástricos comiencen a desatarse pensando en las maravillas que preparan las cocineras de esta Villa, que han ido pasando las recetas de madres a hijas y de generación en generación.

Entre los platos más típicos destacamos;

Patatas al Caldero: Se solían hacer, sobre todo, cuando se iba al campo. Se pone un calderillo de metal encima de una lumbre y se ponen a cocer los ingredientes en crudo: Patatas, pimiento, guindilla, cebolla, ajo, manteca, laurel, sal y agua. Se deja cocer y ya está preparado para comer.

Patatas Pelonas: Se cuecen las patatas enteras y con la piel. Después se pelan y se pasan por el pasapuré. En una sartén se fríe ajo y unos torreznillos de panceta, pimentón, un trozo de guindilla, agua y sal. En este caldo se echan las patatas espachurradas y se mueven hasta que queden bien batidas.

Gastronomía patatas pelonas tietar gredos

Migas: Se fríe el pan picado. Después se fríen ajos, trozos de chorizo, pimentón y agua. Esto se une a los picatostes. Había otra modalidad que, en vez de mojarlas con agua, las hacían con vino.

Gachas: se fríen ajos, torreznitos, harina, agua y sal.

Puches: Se fríen trozos de pan. Esto se aparta y después se fríe harina, azucar y agua. Por último se une con el pan.

Sopa de tomate o de ajo: se fríe ajo, cebolla, pimiento, tomate y pimentón. Se echa agua y sal. Se escalfa un huevo y se empapan las sopas de pan.

En las matanzas se solía comer el S. Morejo; para  este plato se utilizaban las asaduras del cerdo. 1º se cuece la asadura en un calderillo de cobre. 2º se refríe cebolla, pimiento y un “machacao” de asadura, cominos y nueces. También se refríen torreznillos y todo se echaba al caderillo. Con el caldo del S. Morejo se mojaban los platos de sopas de pan “masao”. También era muy típico freir unas “tajadas” del “Chumarro” del cerdo; es decir, un trozo de magro, con ajitos para provar el cerdo de ese año. Los embutidos de Casavieja son muy apreciados pero hay que destacar la “morcilla de verano” o de calabaza (se llaman de verano porque es la época en que se comen).

Es importante señalar los postres y dulces y cabe destacar:

Los Bollos de Carnaval: Se hacían en los hornos con el aceite que acaban de recoger, aguardiente, harina, rayadura de limón, zumo de naranja y azúcar.

El Arrope: Que es un dulce hecho con calabaza cocida en caldo de higos, mosto de uva y azucar.

El sopetón: Es una rebanada de pan “masao”, tostadito en la lumbre y mojado en el aceite recién hecho regado con azúcar. Los niños, sobre todo, iban a la prensa del aceite para que les mojaran su tostada en las tinajas del aceite.

El arroz con leche: Se utiliza leche, azúcar, cáscara de naranja, canela en rama, anís estrellado y arroz.

Otros postres importantes son la Leche frita que junto a las Torrijas eran los dulces estrella de la Semana Santa. Los bollos del Sereno, las Perrunillas y las Pastas de Manteca abundaban en las bodas y ahora en Carnaval.